¿Cómo trabajar desde casa?

Teletrabajar puede parecer una experiencia muy buena con múltiples ventajas, pero debemos tener ciertas precauciones. Así, podremos rendir al máximo en nuestra jornada laboral y no cometer ciertos errores que nos pueden perjudicar en nuestro trabajo. Por eso, en Rescue queremos ayudarte con algunos consejos para saber cómo organizarte cuando estás trabajando desde casa y sobrellevarlo lo mejor posible.

Aprende a gestionar el estrés del teletrabajo

Establece tu espacio.

Es importante que cuando trabajes desde casa establezcas un espacio específico para ello. Aunque parezca muy tentador, evita trabajar desde el sofá ya que esto será negativo para tu postura corporal y para tu mente. En Rescue te recomendamos que escojas un lugar de la casa que sea lo más tranquilo posible y con buena iluminación. Ordena todo lo que puedas y deja a tu alcance todo aquello que puedas necesitar para desarrollar tu actividad profesional. Todo esto te dará sensación de calma y te ayudará a mantener la normalidad, aumentando así tu rendimiento y concentración.

Organízate.

Trabajar desde casa implica nuevas formas de gestionar las tareas en tu trabajo y una manera diferente de relacionarte con tus jefes o compañeros. Cuando trabajes desde casa pueden surgir diferentes imprevistos y es posible que se acumule el volumen de tareas, pero debes saber cómo gestionar el estrés en el trabajo. En Rescue, creemos que organizarse es muy importante, ya que te ayudará a establecer un orden de prioridades de todo lo que tienes que hacer y podrás distribuir el tiempo del que dispones entre cada una de las tareas. Para esto, puedes utilizar un planificador semanal, una agenda o aplicaciones que te pueden servir de gran ayuda. En el caso de que te cueste gestionar tus emociones, puedes ayudarte de diferentes técnicas para conocerlas mejor y ayudarte a gestionarlas; Rescue Gotas, con la combinación única de 5 Flores de Bach, podrían serte de ayuda.

Haz descansos.

Esta nueva forma de trabajar puede cambiar tus rutinas y tu forma de hacer los descansos. Es posible que, por ejemplo, reduzcas tus pausas al poder desayunar delante del ordenador o al acabar antes de comer y retomes antes las tareas que tenías pendientes. En Rescue, consideramos que es muy importante mantener los descansos que te tomas habitualmente para así sobrellevarlo lo mejor que puedas. Por eso, te recomendamos que, en tus pausas a lo largo de la jornada, desconectes completamente de la pantalla del ordenador y te muevas a otro sitio de la casa para así despejar tu mente y la vista durante un rato. Puedes sentarte con tu familia a desayunar y así hablar de otros temas que no estén relacionados con el trabajo y relacionarte con ellos. En la hora de comer, te recomendamos que sigas las mismas pautas y que relajes la vista y el cuerpo. Darse algún paseo por la casa o realizar una rutina de estiramientos va a ser muy positivo para tu cuerpo.

Arréglate.

Una de las ventajas de trabajar desde casa es que no necesitas arreglarte para ir a la oficina ya que no te va a ver nadie. Sin embargo, no debes caer en la tentación de trabajar en pijama o de hacerlo con ropa demasiado cómoda. Esto puede repercutir sin darte cuenta en tu estado de ánimo o en tu motivación para trabajar. Por eso, en Rescue te recomendamos que, en la medida de lo posible, intentes ponerte ropa cómoda que sueles utilizar normalmente para ir a la oficina. No es necesario que te arregles demasiado, pero vestirte con ropa de calle te ayudará mentalmente a tu productividad en el trabajo y te motivará a realizar las tareas de tu día a día con más positividad. Además, recomendamos RESCUE® PLUS Caramelos, con su mezcla única de Flores de Bach® Originales con vitamina B12 y ácido pantoténico (vitamina B5), vitaminas que contribuirán a tu rendimiento intelectual normal. Ambas vitaminas tienen beneficios: la primera, contribuye a la función psicológica normal y al funcionamiento normal del sistema nervioso, contribuyendo a la función neurológica y fisiológica normal, y la vitamina B5 contribuye al rendimiento intelectual normal.

Focalízate y evita distracciones.

En casa tenemos muchos estímulos que nos pueden ocasionar muchas distracciones durante nuestra jornada laboral. Como indicamos en  anteriores consejos, lo importante es que establezcas un espacio específico para desarrollar tus tareas de trabajo, pero también debes esforzarte por no distraer tu mente durante tu jornada. Es muy probable que te acuerdes de algo que tenías que hacer en casa mientras trabajas y te veas tentado a hacerlo o a moverte de tu espacio. Por eso, te recomendamos que, durante tu jornada, exceptuando los ratos de descanso, te mantengas en ese espacio y no hagas parones para realizar otras tareas de casa que tenías pendientes. De lo contrario, no conseguirás acabar aquello que te has propuesto durante el día.

Establece una rutina de relajación y estiramientos.

Después de una dura jornada de trabajo es importante tener un momento para ti y relajarte. Estar todo el día pegado a una pantalla de ordenador y adoptando malas posturas en la silla es muy perjudicial para tu cuerpo y, a la vez, para tu equilibrio emocional. En Rescue recomendamos que, dentro de esa organización en la que hablábamos en apartados anteriores, dediques al final o a la mitad del día un tiempo para tu cuerpo haciendo una rutina de relajación y de estiramientos que ayudarán a destensar a tus músculos. Además, puede ser un buen momento para darte un masaje en esas partes más cansadas con Rescue Cream que, al ser no grasa, es adecuada para el cuidado de la piel de las manos o del resto del cuerpo.

Con estos consejos que te proporcionamos, estamos seguros que el proceso de adaptación será mucho más positivo y tu productividad en el trabajo será mayor.

Utilizamos cookies para ofrecerte la mejor experiencia de usuario de nuestro sitio web. Confírmanos si aceptas nuestro uso de las cookies.
Más información

Tu privacidad

Los sitios web que visitas pueden guardar o recabar información de tu navegador, principalmente en forma de cookies. En gran medida, utilizamos esta información para garantizar que la página funciona como se espera y averiguar cómo podemos mejorar la experiencia en el futuro. Por lo general, los datos recopilados no te identifican directamente, pero nos permiten ofrecerte una experiencia más personalizada del sitio web.
Dado que respetamos tu privacidad, puedes optar por no autorizar determinados tipos de cookies. Haz clic en los títulos de las distintas categorías para ampliar la información y modificar los permisos. Ahora bien, ten en cuenta que bloquear determinados tipos de cookies puede impedir el normal funcionamiento de algunas funcionalidades del sitio web.

Cookies estrictamente necesarias

(Imprescindible)

Estas cookies te permiten usar el sitio web y son imprescindibles para que funcione según lo previsto.

Estas cookies son obligatorias

Cookies de rendimiento

Estas cookies nos permiten entender cómo utilizan los usuarios la web y mejorar la experiencia de nuestro sitio web. Algunas de estas cookies pueden estar configuradas por terceras partes de nuestra confianza.

Estas cookies recuerdan tus preferencias y ajustes para personalizar tu experiencia en el futuro.

Cookies Marketing

Bach no utiliza los datos de identificación personal que se transfieren a través de las cookies ya sea para promoción o con fines de mercadotecnia, ni dicha información se comparte con terceros.